uruguay natural

Publicidad

 

Lugares de interés turístico

En un lugar como La Floresta, ningún inventario de atracciones puede ser completo. Por eso, bajo el título “Otros paseos y sitios de interés” reunimos aquí varios de los hilos que quedaron sueltos en las entradas precedentes, redondeando un panorama que estimamos como muy atractivo.

Hotel art decó marítimo

Sobre la rambla Dr Perea, se levanta el Edificio "La Floresta", ex Hotel "la Floresta " (1936-1954), en estilo art decó marítimo, muy bien conservado. Verdadero icono representativo del balneario, se eleva orgulloso hasta una altura hasta ahora inalcanzada, pues es el edificio más alto sobre la costa de Canelones.

La rambla sobre el arroyo Sarandí

El Sarandí es un arroyo más pequeño que el Solís Chico, pero muy pintoresco, rodeado de vegetación  en parte boscosa, y con una barra de forma insólita, extraña y hermosa. Llega al mar luego de dibujar el límite con el balneario Costa Azul y está atravesado por dos puentes: el nuevo que liga las ramblas de ambos balnearios alineándose a la costa, y el “viejo y querido” puente de madera, hoy muy deteriorado, paseo romántico a lo largo de tantas décadas, pero también utilitario y muy frecuentado hasta que el tiempo, implacable en su labor, lo redujo a un uso meramente peatonal, hoy también suspendido. Del otro lado del arroyo, se abre el parque indígena adyacente, del lado de Costa Azul.

El Santuario Diocesano

Situado en la zona de la Estación La Floresta, sobre el camino de Las Toscas a una cuadra de la avenida Artigas, se llega fácilmente a él desde La Floresta transitando un breve trecho por la ruta 35. El Santuario Diocesano está consagrado a la Virgen de Las Flores. Su ubicación fue señalada por San Luis Orione en la primera visita que realizara al lugar. En su interior, se atesora la imagen de la Virgen de las Flores traída de Italia por don Juan Bersanino a fines del siglo XIX, y el altar de madera valorado como una auténtica reliquia pues en él celebró misa el Santo. Este Santuario es el segundo en importancia en el mundo consagrado a la Virgen de Las Flores, después del erigido en la ciudad de Bra, en Turín, donde se produjo la aparición de la Virgen el 29 diciembre de 1336.

Capilla de la Sagrada Familia

En Argentina y Calle de las Flores se puede visitar la preciosa capilla de la Sagrada Familia, que data de 1935 y fue construida con mármoles italianos.

Pesqueros

En La Floresta, el lugar tradicional que frecuentan los pescadores, sobre todo los conocedores, son los largos espigones de hormigón que avanzan sobre el mar a lo largo de toda la costa. Preferido de muchos y muy destacado, el llamado “Los corralitos”, en Costa Azul, unas pocas cuadras más adelante del puente que nos comunica.

Mirador de aves en Guazuvirá

Muy cerca, a solo 6 Km por la ruta Interbalnearia en dirección al Este, en la zona de Guazuvirá, existe un mirador de pájaros, situado sobre una zona de bañados, y humedales, donde al atardecer o al despuntar el alba se congregan aves y mamíferos acuáticos menores, en un clima pintoresco y de intensa actividad.

Las isla desaparecida y el cangrejal

En el extremo Oeste del balneario, al final del barrio-jardín Villa del mar, sobre el arroyo Solís Chico se encuentra un el excepcional cangrejal, considerado el más grande de Sudamérica. A principios del siglo pasado, el arroyo desembocaba en el mar a través de dos brazos, en medio de los cuales reposaba la Isla de los Pescadores. Por causas naturales, la arena fue cegando el brazo más oriental hasta dejar unidas la isla y la tierra firme, situación que se mantiene hasta nuestros días. Cuando uno llega –desde la calle o desde la playa- a esa zona costera del arroyo, está caminando por sobre aquella isla ahora desaparecida. Ese fenómeno dio, a su vez, lugar a la formación de una pequeña ensenada, una curva muy protegida del curso del arroyo, a unos quinientos metros de su desembocadura original. La corriente arrastraba diversos nutrientes que se depositaban en el lugar enriqueciendo las arenas bajas de ese sector de la costa. Allí comenzaron a asentarse colonias de cangrejos, conformando el famoso cangrejal de La Floresta. Como elemento anecdótico vale recordar que en ese cangrejal, precisamente, nació el Sapo Ruperto, personaje insigne de los relatos del escritor compatriota Roy Berocay.

Equitación y perseverancia

Muy cerca de La Floresta, en el camino de entrada a Costa Azul, a menos de un kilómetro de la ruta interbalnearia encontramos el haras "La perseverancia", donde se puede practicar equitación y disfrutar de un día campestre. También brinda alojamiento para equinos.

El cine y la colección de esculturas

La Floresta cuenta con un cine que ofrece dos salas y propone una programación de los más recientes estrenos y aún prestrenos durante toda la temporada. Completando una muy rica propuesta cultural, nuevamente regresamos a la Rambla. A lo largo de esta fantástica “avenida del mar”, el paseante se sorprende y admira descubriendo una tras otra la notable colección de obras escultóricas modernas realizadas en el sitio en ocasión de las tres Bienales de escultura que se llevaron a cabo en nuestro balneario. Alternan allí obras de autores nacionales y extranjeros (véase la noticia aparte), constituyendo el único lugar de la costa uruguaya donde existe tal concentración de realizaciones en piedra o piedra y madera combinadas. Una exposición única y permanente.

Compartir esta página

 
Diseño web + gráfico | rupixel